People interacting

Inclusión en el lenguaje digital: cómo la traducción puede disminuir la brecha de la desigualdad en Latinoamérica y el Caribe

El español es la lengua oficial de 20 países en el mundo. Sin embargo, esta lista se alarga si añadimos países que tienen un alto porcentaje de hispanoparlantes dentro de su población, como es el caso de Aruba (80%), Belice (52%), o Estados Unidos (18%). Además si sumamos los lugares en los que el español es hablado con alguna competencia, estamos hablando de 577 millones de personas.

Estados Unidos es un caso fascinante pues es el segundo país del mundo con más hispanoparlantes (58 millones) contando población que lo habla como su lengua nativa, y población con competencia limitada. Si solo contamos la población nativa, esta sería de aproximadamente 42 millones, y se ubicaría en la 5 posición, por detrás de México (120 M), Colombia (50 M), España (46 M) y Argentina (44 M). Ahora bien, si sumamos que Estados Unidos es una potencia en investigación en salud y tecnología, resultan varias oportunidades en la traducción y adaptación de recursos de estos sectores para disminuir la brecha de desigualdad y de acceso a la información en los países de Latinoamérica y el Caribe, así como de mejorar las prácticas en los proyectos de desarrollo digital.

Post Recomendado: ¿Realmente el mundo necesita otra organización de «tecnología para el desarrollo»?

El acceso a información de calidad aumenta el porcentaje de población educada

El acceso a la información es vital para educar a comunidades vulnerables, para promover el desarrollo digital, así como al acceso a la tecnología y a internet. Cada vez la región de Latinoamérica y el Caribe está más permeada de acceso a internet, se estima que aporta el 10% de los usuarios de internet en el mundo (mientras que Norteamérica el 7,2%). 

Con esta cifra en mente, y teniendo en cuenta la presencia del idioma español en la región resulta necesario que la población tenga acceso a información en su idioma natal, para que de esta manera aumente el porcentaje de población educada en un tema y a la vez disminuyan los índices de problemáticas, sociales, de salud, ambientales, entre otras.  A pesar de que sí existen publicaciones en español, y otros idiomas ampliamente hablados, resulta muy difícil de encontrar o simplemente se dejan por fuera de lugares en los que deberían estar.

Fortalecimiento de la confianza

Tener los recursos en el idioma local, en el caso de nuestros proyectos de desarrollo digital, el español, mejora la respuesta de las personas involucradas, los cautiva y los anima a participar. Cuando usted llega con recursos en el idioma local aumentan las posibilidades de que las comunidades confíen en usted y en su proyecto. 

Tener recursos disponibles en español puede significar para una comunidad vulnerable la oportunidad de sentirse escuchados y atendidos.

Mejora la comprensión de la cultura local

El lenguaje es parte esencial de la identidad de una comunidad, un pueblo, o una nación. El mundo es un lugar tan diverso que, en cada parte de él, existen diferentes costumbres y dinámicas. 

Poder ofrecer recursos en el idioma de una comunidad con la que se desea trabajar significa poder investigar mano a mano, involucrar genuinamente a comunidades en zonas marginadas para mejorar su calidad de vida, y crear conexiones de colaboración entre las mismas regiones.

Reconoce el potencial de la región

“El lenguaje es un factor que contribuye de manera considerable en el intercambio de conocimientos interregionales”

Los profesionales de desarrollo utilizan el inglés (en comparación con el francés o el español) para publicar primero los resultados, quizás olvidando la oportunidad de aprendizaje regional y colaboración transfronteriza. América Latina tiene un potencial increíble para programas regionales que solo pueden fortalecerse mediante un compromiso colectivo con la publicación en español.

Comunicarse de manera precisa y completa puede marcar una gran diferencia

Todo se reduce en una comunicación clara. Realizar traducciones como un proceso de adaptación de un idioma a otro idioma a menudo deja espacio para errores (a veces muy significativos). El compromiso con la traducción debe estar enfocado en la entrega de materiales precisos, profesionales y sin errores.

Como profesionales del desarrollo digital, si nos comprometemos a utilizar la tecnología para el bien y para el impacto, debemos hacerlo en algo más que en inglés.

A menudo decimos llevar tecnología a los lugares más remotos, compilando información, lecciones aprendidas y estudios de casos. ¿Cuántos citan, por ejemplo, Guatemala, pero solo están disponibles y se pueden buscar en inglés? Una búsqueda rápida en Internet arroja bastantes recursos interesantes y convincentes sobre las ONG y las iniciativas de desarrollo a las que los hispanohablantes podrían beneficiarse enormemente con el acceso en línea.

Está claro que si queremos contribuir a cerrar la brecha digital, debemos priorizar la brecha del idioma digital y hacer que nuestros aprendizajes estén disponibles en más idiomas. No es suficiente decir que el inglés es el idioma de internet. Podemos hacerlo mejor.

En TecSalud estamos listos para ayudarlo con la traducción de sus recursos. Empecemos hoy mismo. 

Referencias:

BBC. ¿En qué países se habla español fuera de España y América Latina? (2017) https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-38021392
Internet World Stats (2019) https://www.internetworldstats.com/stats.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba