Telemedicine and Covid-19

Telemedicina en Latinoamérica y El Caribe: Una oportunidad para mitigar la propagación del Coronavirus

En los últimos días, las noticias de Latinoamérica y El Caribe y en general del mundo están concentradas en el cubrimiento del Coronavirus (COVID-19) y su propagación en el mundo. Como humanidad nos estamos enfrentando a una pandemia que ha despertado incertidumbre y en algunos casos temor. 

Países como Colombia, Argentina, Chile, Ecuador, Perú, etc, han decidido cerrar sus fronteras, cancelar eventos públicos y otras medidas de contingencia para mitigar las posibilidades de contagio. Como el ideal de esta nota no es retratar la situación por la que el mundo está pasando sino hablar de oportunidades esperanzadoras, queremos enfocarnos en hablar sobre la Telemedicina y como su uso en este tiempo de crisis puede resultar de gran ayuda para los profesionales de la salud, pacientes y centros médicos.

¿Qué es?

La Telemedicina se define como el proceso médico mediado por la tecnología que brinda guía y recomendación a los pacientes en el primer nivel de atención. Es además una forma de difundir la medicina preventiva.

Telemedicina en la pandemia del Coronavirus (COVID-19):

Una de las medidas más comunes que están tomando los países de Latinoamérica y El Caribe es el aislamiento y la cuarentena preventiva. Esto, con el fin de mitigar que la curva de infección crezca exponencialmente, así como de tratar de evitar que los sistemas de salud colapsen. Aquí, muchos médicos, y otros especialistas de la salud han empezado a publicar en sus cuentas de Twitter que solidariamente, personas que tengan alguna inquietud sobre su estado de salud, los pueden contactar para conectarse por videollamada y hacer un diagnóstico inicial. 

Este acto solidario es de aplaudir, por lo general los sistemas de salud en Latinoamérica no son tan robustos como en Europa, razón por la que estas iniciativas pueden contribuir a que disminuya el número de personas que consultan sin urgencia o primera necesidad. Claramente, es un llamado a la reflexión y que como humanos, pensemos con calma en cuál es nuestra situación, y considerar el uso de estos servicios, que además van en sintonía con las recomendaciones para evitar contagios: no estar en lugares concurridos, disminuir el contacto con otros, permanecer en casa, etc.

En Venezuela, Puerto Rico y Ecuador han dispuesto  líneas de atención dedicadas al Covid-19, incluso están en capacidad de hacer el triaje médico. En el caso específico de Ecuador, el Gobierno está trabajando en el desarrollo oportuno de tecnologías para apoyar estas iniciativas de telemedicina.

Algunos beneficios de la Telemedicina durante el Covid-19:

  • Ayuda a romper el ciclo de contagio
  • Alivia la carga de trabajo para los médicos, e instituciones de salud
  • Ayuda a priorizar la atención urgente
  • Mantiene comunicación con el paciente, ya sea por llamada o mensaje de texto
  • Evita desplazamientos

Por ahora, considerar la Telemedicina como una primera opción de ayuda en salud es sin duda un comportamiento de cooperación que debemos seguir para juntos detener la pandemia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba