Teledermatologia

Teledermatología: una de las especialidades que más evoluciona en el campo de la salud digital

La dermatología es una de las áreas de la medicina con mayor permeabilidad de la telemedicina y la teleconsulta, al ser una especialidad que se basa en imágenes, las tecnologías de la información y la comunicación son aliadas en la gestión entre médicos especialistas y sus pacientes.

En una época de total inmersión en la digitalización y en el aprovechamiento de las nuevas tecnologías, la teledermatología nace como un opción para la inmediatez en la respuesta. Hace más eficientes los procesos de atención primaria, y promueve que la consulta física sea solo en caso de que se necesite. Por lo general, cuando se tiene que ahondar en un diagnóstico se hace una biopsia cutánea, en ese momento, es que valdría la pena programar presencialidad con el paciente. 

Se estima que con un programa sólido de teledermatología las entidades prestadoras, los centros de salud, o los centros de especialistas que se ocupen de esta rama de la medicina  podrán ahorrar hasta un 50% de visitas presenciales, lo cual se traduce en eficiencia de procesos evitando el colapso de la agenda del especialista, mejor respuesta para el paciente, ahorro de tiempo y de dinero.

Post Recomendado: Eliminando barreras: Una mirada desde la telerradiología

Teledermatología asincrónica o teledermatología interactiva

Al ser una especialidad que puede sacar el máximo provecho de las TIC, se han identificado dos tipos de teledermatología la asíncrona y la interactiva, veamos:

Teledermatología Asíncrona: se entiende como el manejo de las TIC para la toma, envío, y almacenamiento de imágenes. Es decir, cuando un paciente está en la capacidad de enviar imágenes de la lesión en su piel a su médico tratante con el fin de conocer un diagnóstico.

Teledermatología interactiva: se entiende como el proceso mediado por las TIC para atender teleconsultas y poder mostrar en vivo y en directo al médico tratante la lesión en piel, asimismo, es una modalidad en la que hay intercambio de información inmediata, ya sea a través de un diagnóstico o un tratamiento.

Consejos de fotografía en una consulta de Teledermatología

Para hacer llegar al médico especialista una fotografía de una lesión en la piel, es fundamental que el médico de atención primaria, o el mismo paciente (dependiendo de quien vaya mantener la comunicación con el dermatólogo) tengan presente:

  • Despejar el área de la lesión
  • La fotografía resulta mejor si es tomada por una segunda persona
  • Usar la cámara trasera del celular (que por lo general es la de mayor pixeles y definición)
  • Ajustar la iluminación del lugar para que no afecte el color de la lesión
  • Incluir un plano general de la lesión
  • Incluir un primer plano de la lesión
  • Incluir un primerísimo primer plano de la lesión
  •  Asegurarse que la foto está enfocada

Post recomendado: 3 usos del Big Data que pueden ayudar a salvar vidas

Gracias a la eficiencia que se gana al promover la teledermatología, los médicos especialistas pueden enfocarse en promover prácticas que, por la misma, saturación de tiempo de antes, no habían tenido la oportunidad. Dentro de los temas con los que se puede educar a los pacientes está: el cuidado de la piel, hábitos saludables de la piel,  la importancia del descanso para la piel, consultas antes de aplicar productos en la piel, etc.

“La telemedicina ahorra tiempo para el médico especialista, quién puede enfocarse en educar a su paciente y  empoderarlo sobre su salud”.

Una vez más, la telemedicina anota un punto a favor pues está fomentando que cada vez más haya más personas empoderadas de su salud, educadas en los temas que le conciernen y a la vez está haciendo procesos más ágiles que mejoran la experiencia del paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba