teamwork digital transformation

Transformación Digital en Salud : II Competencias Digitales

Continuando con nuestra serie de Transformación Digital en Salud, es momento de hablar de nuestro segundo tema “competencias digitales y el futuro del trabajo” como uno de los programas obligatorios que hay que entender e implementar a la hora de hablar de transformación digital. 

Desde hace un tiempo, se ha venido hablando de la importancia de formar profesionales con habilidades digitales. Un nuevo mundo requiere de nuevas habilidades y nuevos aprendizajes. Hoy en día, las organizaciones – más que nunca – necesitan capacitar continuamente a sus equipos de trabajo debido al constante cambio del panorama del aprendizaje y el desarrollo. Para ofrecer una experiencia de aprendizaje moderna no solamente necesitan invertir en tecnología, también necesitan crear una cultura de aprendizaje que motive a las personas a potencializar sus habilidades. Veamos:

Post recomendado: Transformación Digital en Salud: I gestión del cambio

Ana, (a quién conocimos en nuestro blog I) además de ser la gerente de la clínica LATAM es parte de la junta directiva de la facultad de medicina de la universidad de la isla. Dentro de su rol está estructurar el programa de medicina, enfermería, bacteriología e instrumentación quirúrgica. Como parte de su plan para el I semestre de 2021, está reestructurar ciertos cursos con el fin de promover competencias digitales en los nuevos profesionales.

En la nueva malla curricular, Ana propone:

  • Fomentar el aprendizaje permanente (Lifelong learning): se reevaluarán constantemente las habilidades necesarias en el mercado laboral y los trabajadores deberán buscar rápidamente la forma de desarrollarlas y actualizarlas. En el caso de la salud, todo el tiempo está evolucionando y hay nuevos aprendizajes a diario. Es importante que no solo los profesionales de la salud estén a la vanguardia de los contenidos sino también habilidades digitales en pro de la experiencia del paciente.
  • Promover el aprendizaje autónomo: con el fin de poder colaborar. Es importante que los profesionales de la salud investiguen y se formen de manera autónoma en ciertas áreas específicas de interés.

  • Establecer relaciones con las entidades de salud para estén en la capacidad de ofertar cursos de educación continua en el lugar de trabajo.

Asimismo, identificó las siguientes habilidades necesarias, para que la próxima generación de profesionales de la salud pudiera adaptarse rápidamente ante cualquier cambio volátil en la sociedad, o ante un proyecto de transformación digital en sus lugares de trabajo:

  • Trabajo en equipo:  En un mundo cada vez más conectado, donde los trabajos se orientan cada vez más al trabajo en equipo, es vital poder interactuar de manera constructiva con personas con diferentes habilidades y puntos de vista, así como ser capaces de incorporar esas distintas perspectivas.
  • Colaboración virtual:  Muy útil en la nueva normalidad al momento de hablar de teleconsulta, o de tele cirugía o de segunda opinión remota.

  • Alfabetismo digital: Nuevos tipos de medios, tecnologías y herramientas requieren que los profesionales se muevan fluidamente en estos nuevos contextos, con el fin de entender cómo recibir información para luego interpretar el mundo.

  • Pensamiento transdisciplinario: Algunos de los avances más interesantes de los últimos años se han producido en ambientes interdisciplinarios, los profesionales de salud deben trabajar con profesionales provenientes de ingeniería o ciencias humanas para realmente lograr tanto innovación tecnología como cambios beneficiosos a nivel cultural.

  • Comunicación: La comunicación es un clásico, pues una comunicación efectiva, tanto oral como escrita, seguirá siendo imprescindible en los trabajos del futuro. Y eso incluye el dominio de idiomas extranjeros.

Post recomendado: ¿Cómo iniciar un proyecto de transformación digital en salud?

En esta ocasión, Ana tuvo la visión necesaria para reaccionar oportunamente y cambiar el rumbo académico de los profesionales de la salud de la isla. Este paso se debe considerar como el número 0 pues es importante que los profesionales de hoy sean fuertes en las habilidades anteriormente descritas. 

Aquí el reto recae sobretodo en las facultades e instituciones educativas, que necesitan adaptarse al nuevo entorno y asegurarse de que sus egresados cumplan con dichas características.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba